Alex se queda a décimas de los puntos

Alex Marquez ha finalizado decimoséptimo en su primer Gran Premio de San Marino en la categoría reina. Stefan Bradl terminó justo detrás del rookie.

Tras dos semanas de descanso, el equipo Repsol Honda volvió a subirse a las motos en el circuito de Misano. Era la primera ocasión, en la categoría reina, para Alex Marquez y Stefan Bradl, que volvió a ser el sustituto de su hermano Marc, que sigue recuperándose en casa. El piloto de Cervera terminó su primer domingo en territorio italiano en decimoséptima posición, seguido de su compañero. Pese a quedarse fuera de los puntos, por tan solo 321 milésimas, el rookie de MotoGP ha mostrado una evolución positiva y se siente más cómodo sobre la moto.

 

Marquez marcó un ritmo constante durante los primeros entrenamientos, necesarios para retomar sensaciones a lomos de la RC213V. Su compañero, Bradl, mostró una mejoría notable de la mañana a la tarde y ambos terminaron las rondas dentro del minuto y 33 segundos. La adaptación siguió durante la clasificación en el Misano World Circuit Marco Simoncelli. El piloto catalán firmó un mejor tiempo de 1 minuto, 33 segundos y 333 milésimas para colocarse en la séptima fila de parrilla. El alemán rebajó ese marcador hasta el minuto, 32 segundos y 915 milésimas, su vuelta más rápida del fin de semana.

 

Los radares amenazaban con lluvia, pero nada más lejos de la realidad. Se levantó un domingo soleado en Misano y ambos pilotos de Repsol Honda estaban listos para remontar posiciones. Alex Marquez superó a cuatro de sus rivales gracias a una mejoría constante, vuelta tras vuelta. Ha sido un fin de semana desafiante para el de Cervera pero ha mostrado toda su entereza y madurez. De salir desde la vigésima posición a cruzar la parrilla a poco más de tres décimas del top 15. Marquez terminó la carrera contento: “Nuestro ritmo de hoy ha sido bueno, especialmente hacia el final de la carrera, donde he podido rodar a una velocidad similar a la de los líderes” comentó al finalizar. Es más, sigue siendo de los pocos pilotos de parrilla que no han marcado un cero en lo que va de temporada. Bradl siguió su ejemplo y terminó justo detrás, en decimoctava posición.

 

Puntos para el Forward Racing Team

Stefano Manzi y Simone Corsi jugaban en casa de MV Agusta, el chasis del equipo Foward Racing Team. Esa motivación ha sido la chispa necesaria para que Corsi cruzase línea de meta en decimocuarta posición, consiguiendo dos puntos para la clasificación final. El fin de semana tenía mejor pinta para Manzi, que se quedaba a solo dos décimas de terminar en los primeros puestos de parrilla durante su lucha por la pole. El piloto de Sant'Arcangelo di Romagna se tuvo que conformar con salir desde 7ª fila, pero no pudo volver a repetir la remontada de carreras anteriores. Corsi salió desde la 8ª fila, pero su lucha durante las primeras vueltas le colocó en la zona de puntos. Un buen resultado para los de Foward Racing Team, que siguen adaptándose al motor Triumph.