Mente fría de Márquez en el GP de Valencia

Tras una caída muy dura el sábado, que le impidió pasar a la Q2 en la clasificación, Alex Márquez terminó decimosexto el pasado domingo. Stefan Bradl cruzó la línea de meta decimocuarto, sumando dos puntos para su casillero de la general.

Ha sido un fin de semana complicado en Valencia. La lluvia y las bajas temperaturas han hecho de las suyas tanto en los entrenamientos como en la ronda de clasificación, un entorno completamente distinto al de la carrera del domingo. En tales condiciones, Alex Márquez sufrió una caída escalofriante cuando luchaba por entrar en la Q2 del sábado. Por suerte, y tras pasar por la Clínica Mobile de MotoGP, el rookie del Repsol Honda Team pudo confirmar su participación en la siguiente jornada. Tal como él mismo lo explicó al acabar la clasificación: “Me he dado un fuerte golpe en la cadera y la zona lumbar, al cabo de un minuto he podido recuperarme y he tratado de salir con la segunda moto, pero cuando la adrenalina desapareció, estaba claro que no podía hacer otra vuelta. Ahora tenemos que ver cómo será el dolor mañana".

 

Pese a los dolores, derivados de dicho impacto, el pequeño de los de Cervera salió a por todas desde la vigésima posición. Su compañero de equipo, Stefan Bradl, salió desde la decimoctava posición tras quedarse a menos de un segundo del pase a la Q2. La carrera empezó con un clima y una temperatura muy distinta al resto de la semana. La elección de los neumáticos fue clave y Alex Márquez se enfrentaba a una carrera complicada, tanto física como mentalmente. Por suerte, y gracias a la paciencia y finura que le caracteriza, el joven piloto consiguió terminar en Valencia y fijar su próximo desafío en Portugal.

 

Stefan Bradl se adaptó mejor a los cambios de situación de la pista y se mantuvo firme durante las 27 vueltas al trazado de Cheste. Cruzó la línea de meta decimocuarto, consiguiendo dos puntos más para su clasificación en el Mundial. El Circuit Ricardo Tormo ha sido el encargado de acoger este GP de Valencia. Como dato curioso, este GP no ha sido el último del calendario, como es habitual, pero sí ha sido el encargado de decidir al Campeón del Mundo de MotoGP 2020. Desde Puig queremos felicitar a Joan Mir y al equipo Suzuki por conseguir un Mundial de lo más caótico y significativo para la firma.

 

Mala suerte para los de Forward

 

Valencia le ha puesto las cosas muy complicadas a los de MV Agusta Forward Racing Team. Este segundo fin de semana en el Circuit Ricardo Tormo ha sido una montaña rusa de emociones y resultados. Stefano Manzi demostró el potencial de las MV Agusta el sábado, logrando la primera pole histórica para la firma tras 45 años y una vuelta récord de 1 minuto 34 segundos 418 milésimas. Sin embargo, y cuando se encontraba luchando por las posiciones de arriba, el italiano se ha ido al suelo a 15 vueltas del final. Su compañero, Simone Corsi no se ha encontrado cómodo en el trazado valenciano y cruzó la línea de meta en decimoséptima posición.

 

Este resultado muestra las opciones de la MV Agusta en Moto2 y también pone de relieve las capacidades innatas de Stefano Manzi. Un piloto que llegará con más ganas que nunca al trazado de Portimao, donde se celebrará la última carrera del Mundial el fin de semana del 20 al 22 de noviembre.