Un fin de semana para olvidar en Montmeló

Pol Espargaró termina 17º, mientras que Stefan Bradl, que sustituye a Marc Márquez, no logra terminar la carrera en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Con la noticia del éxito de la cuarta operación de Marc Márquez, el equipo Repsol Honda llegó al Circuit de Barcelona-Catalunya animado y dispuesto a darlo todo en un nuevo fin de semana lleno de emociones. El Circuit recibió a los pilotos del campeonato de MotoGP bañado por un sol opresivo, que los acompañó durante todo el dia. Así, los 4,2 kilómetros del circuito de Barcelona se convirtieron en todo un desafío físico para todos los pilotos de la parrilla.

 

Pol Espargaró deleitó al público presente con un comienzo impresionante, corriendo todo el tiempo entre los cinco primeros en los entrenamientos libres 1. El héroe local, nacido y criado a tan solo unos kilómetros del circuito, pudo igualar rápidamente el ritmo de los primeros. La sesión de la tarde fue un poco más complicada para el #44. Aun mejorando su mejor vuelta en medio segundo, no pudo defender su posición dentro de los diez primeros.

 

Al otro lado del garaje del equipo Repsol Honda, fue un día de adaptación para Stefan Bradl en su vuelta al campeonato, y en sustitución de Marc Márquez. Un pequeño choque en la curva 5 durante los entrenamientos libres 2 alteró un poco su ritmo, pero por suerte el alemán salió ileso de la caída. Finalmente, terminó el día en el puesto 23 de la general.

 

El sol volvió a ser protagonista el sábado en Montmeló. La primera sesión del sábado fue bien para Pol, que fue capaz de terminar la mañana entre los diez primeros por un lugar en la Q2. Víctima de un accidente en la curva 5 a mitad de los entrenamientos libres 3, Espargaró se puso de pie de inmediato. Su mejor tiempo de vuelta de 1’39.246 vendría después de la caída, demostrando una vez más su actitud de no rendirse nunca. Las condiciones que encontró en la Q2 no ayudaron al de Granollers a mejorar su tiempo general, perdiendo la marca por solo 0.2 segundos. Finalmente, pues, se quedó con el décimo puesto de la parrilla para el domingo.

 

Bradl continuó con su adaptación durante toda la jornada. Capaz de mejorar constantemente sus tiempos de vuelta en cada sesión, estableció el undécimo tiempo más rápido en la Q1. Así, el alemán se situó en el 21º lugar para la carrera de 24 vueltas del domingo.

 

El domingo no fue menos, y el sol y el calor continuaron impactando sobre el asfalto del Circuit de Barcelona-Catalunya. Pol Espargaró empezó la carrera luchando para mantenerse dentro del grupo líder, llegando nada menos que al cuarto lugar. Sin embargo, después de las primeras vueltas, la carrera de Espargaró se convirtió en una pesadilla y empezó a perder posiciones de forma constante. Al cruzar la línea de meta en 17º lugar, el #44 expresó que sufrió una falta de adherencia notable respecto al día anterior durante toda la carrera. Tanto Michelin como Honda investigarán el problema para próximas ocasiones.

 

La carrera de Stefan Bradl terminó antes de tiempo, a pesar de un buen comienzo. El alemán se cayó en la curva 10 de la primera vuelta. Afortunadamente, no sufrió lesiones graves.

 

Ambos pilotos tendrán la oportunidad de continuar trabajando en la evolución de la Honda RC213V el lunes en el Circuit para mejorar sus tiempos para el próximo GP, que se correrá el domingo 19 de junio en el circuito de Sachsenring, Alemania.