Segunda carrera en Losail

El equipo Repsol Honda lucha los puntos en Doha

El segundo fin de semana consecutivo en Qatar empezó con una jornada de entrenamientos libres muy calurosa, con una temperatura ambiente de 37ºC y una pista que alcanzó los 47ºC. Mientras Marc Márquez termina de recuperarse de su fractura de húmero, el recién incorporado al Repsol Honda Team, Pol Espargaró, protagonizó un buen comienzo, terminando la FP1 en 12ª posición. Los tiempos de los entrenamientos libres 2 estuvieron muy igualados, con menos de medio segundo separando a los cinco primeros pilotos. El 1’54.205 de Espargaró le hizo perder la oportunidad de no entrar en el top 10, aunque sigue decidido a seguir descubriendo todo el potencial de su Honda y luchar por llegar a los puestos más altos de la clasificación.

 

Stefan Bradl, por su parte, superó las calurosas condiciones en la primera mañana del Gran Premio de Doha, asegurándose un lugar entre los diez primeros durante la FP1. 0,6 segundos más rápido que en la FP1 de la semana pasada, Bradl y el equipo Repsol Honda continuaron mejorando sus sensaciones sobre la RC213V. Durante la FP2, también supo el alemán cómo colocarse entre las diez primeras posiciones, superando a pilotos como Oliveira y el actual campeón de la categoría reina, Joan Mir.

 

El polvo y el viento con que se encontraron los pilotos en la pista el sábado durante los entrenamientos libres 3 no les dio prácticamente oportunidad de mejorar los tiempos logrados en la FP2.

 

Durante la sesión de clasificación, Espargaró corrió bien durante la sesión de quince minutos, terminando la noche en quinto lugar, a menos de dos décimas de los dos primeros, y consiguiendo un puesto 15 en la parrilla de salida.

 

Bradl, que ya se había ganado un lugar en la Q2 gracias a la buena actuación que protagonizó el viernes, corrió de forma constante entre los diez primeros hasta que cayó al final de la sesión en la curva 13, aunque con la suerte de no sufrir ningún tipo de lesión. Durante la Q2, se hizo con el undécimo lugar de la parrilla, su mejor calificación desde el GP de Portugal del año pasado.

 

Esta segunda carrera en el circuito de Losail será recordada por conseguir el top 15 más cercano en la historia de MotoGP, con solo 8,928 segundos dividiendo los quince pilotos líderes. Tras dos días de altibajos, el Campeón del Mundo de Moto2 realizó una fuerte salida con su RC213V cuando las luces se apagaron. El piloto catalán luchó durante toda la carrera para mantener su posición, pero un error en la curva 1 durante la sexta vuelta lo hizo retroceder, e impidió que el pequeño de los Espargaró repitiera el resultado de la carrera anterior de estar entre los diez primeros. Terminó en el puesto número 13 de la clasificación.

 

El comienzo de Bradl no fue fácil, pues pasó del puesto 11 en la parrilla a estar fuera de los puntos en la primera curva. Sin embargo, la calma y la tranquilidad que demostró le ayudaron a ir avanzando poco a poco, pero de forma constante. El alemán supo cómo recuperar el terreno perdido al inicio y, tras algunas vueltas, se encontró de nuevo luchando por los puntos. Bradl terminó 14º, a solo 6,453 segundos de la victoria y a solo un puesto de su compañero de equipo.

 

El Campeonato de MotoGP se prepara ahora para aterrizar en el circuito de Algarve para la tercera ronda del Campeonato del Mundo.