Un fin de semana mojado para KRT

Fin de semana pasado por agua para los pilotos de KRT, que defendieron sus posiciones en el Mundial del WorldSBK 2020 con victorias y podio ambos días.

El circuito de Magny Cours, en Francia, dio la bienvenida al WorldSBK con un clima de lo menos apetecible. El primer día del fin de semana resultó todo un desafío para los pilotos del equipo Kawasaki Racing Team: Jonathan Rea y Alex Lowes. La renovación de la pista acabó siendo clave para la supervivencia de los equipos en mojado, también para los del KRT. Jonathan empezó consiguiendo una segunda posición y Alex cruzó la meta en quinto lugar tras las dos primeras sesiones de clasificación. Las pruebas del domingo fueron parecidas, con victoria y podio de Rea más los buenos resultados de Lowes.

 

Los Pirelli tomaron todo el protagonismo del sábado, así como las zonas reasfaltadas del circuito de Magny Cours. Los pilotos de KRT notaron las diferencias y alabaron su comportamiento, empezando con la fuerza y el ímpetu que los caracteriza. Rea fue el piloto más rápido de la FP1 y la segunda en el FP2 de la tarde, cuando la pista empezó a secarse. Lowes también mejoró a lo largo del día sobre la Kawasaki Ninja ZX-10RR, asegurándose un quinto lugar en la clasificación combinada.

 

Rea marcó el ritmo de la primera carrera de 21 vueltas del fin de semana, liderando desde las primeras curvas. Aprovechando su buena salida, despejó metros respecto al resto de pilotos consiguiendo un margen de 3,34 segundos sobre el segundo clasificado al cruzar la línea de meta. Esta fue la victoria 98ª para Jonathan, que le sirvió para ampliar distancia en el campeonato respecto a Scott Redding. Lowes mantuvo la sangre fría a lo largo de toda su carrera, peleando en la zona de podio y acabando en tercera posición.

 

La Tissot-Superpole, celebrada también bajo la lluvia, fue bastante dura para Rea, que se había caído durante la sesión de la FP3 de la mañana. Sin embargo, aguantó el tipo y terminó tercero. Justo por detrás cruzó Lowes en cuarta posición.

 

El aficionado del WorldSBK es un afortunado, y lo sabe. En un mismo fin de semana se celebran hasta tres carreras, de diferente duración y con resultados diversos. El domingo empezó bien para Jonathan Rea, que ganó la carrera ‘sprint’ bajo condiciones de frío y lluvia. Lowes le siguió el ritmo en todo momento y se convirtió en la mayor amenaza de su compañero de equipo, que firmó su victoria 300 en esta categoría.

 

La segunda carrera del día prometía alzar a Kawasaki con el título del Mundial, ya que Jonathan Rea solo necesitaba una tercera posición para conseguir la sexta corona para el equipo. Lamentablemente, o por darle más tensión al campeonato, Rea terminó cuarto por lo que se quedó sin el triplete, tal como sucedió en Portimao. A falta de una ronda, Rea tiene 340 puntos y solo necesitará sumar 3 al casillero para alzarse como el claro vencedor. Podrá hacerlo en Estoril (Portugal) en la ronda final del campeonato WorldSBK del 16 al 18 de octubre.