La lluvia trastoca los planes de los pilotos CatalunyaCaixa

Una fuerte tormenta retrasa la salida de la carrera y condiciona la actuación de Miguel Oliveira y Álex Rins, 19º y 20º en Sachsenring

Las adversas condiciones meteorológicas han vuelto a deslucir la actuación de los pilotos CatalunyaCaixa, Miguel Oliveira y Álex Rins, que han finalizado 19º y 20º, respectivamente, en el Gran Premio de Alemania. Una fuerte tormenta, momentos antes del inicio de la carrera, ha obligado a retrasar la salida, y con el asfalto encharcado, los pilotos de Moto3 han iniciado la carrera en unas condiciones extremas.
Tras completar un buen ‘warm up', sobre seco, en el que Oliveira ha sido 7º y Rins 18º, los pilotos de la escudería liderada por Emilio Alzamora encaraban la carrera con buenas perspectivas pero la lluvia ha vuelto a trastocar los planes de los pilotos CatalunyaCaixa. Rins y Oliviera, que salían desde la 27º y 31º posición, han empezado la carrera con el objetivo de ganar posiciones y poder rodar cuanto antes junto a los pilotos que formaban los grupos delanteros. Sobre seco, ambos pilotos tenían muy buen ritmo, como así han demostrado durante todos los entrenamientos libres del fin de semana, pero como pasó ayer en la sesión cronometrada, la lluvia condicionó el resultado final de los pilotos CX. Tras un buen inicio, Rins ha llegado a situarse en la 18º posición -ganando nueve posiciones en la salida- mientras Oliveira rodaba en la 25ª posición, pero la carrera de hoy, muy complicada, resultó ser un hueso difícil de roer para los jóvenes pilotos Rins y Oliveira.
Enrolados en un grupo de hasta nueve pilotos, que iba desde la 19º y 28º posición, Rins y Oliveira han disputado gran parte de la carrera sin poder encontrar sus sensaciones con la moto. Durante el transcurso de ésta, se ha ido formando un carril seco y ambos pilotos han podido rodar un poco más cómodos. En el tramo final, Oliveira y Rins han subido el ritmo y han ganado diversas posiciones aunque la diferencia con los grupos delanteros era evidente y el portugués ha cruzado la línea de meta en la 19º posición mientras que su compañero de equipo lo ha hecho en la 20ª.
Sin el premio de sumar puntos, pero con la experiencia que supone completar una carrera sobre mojado de estas características, Rins es octavo en la general con 54 puntos y Oliveira es 12º con 39 puntos en su haber. Sin tiempo para descansar, ambos pilotos disputarán la próxima semana el Gran Premio de Italia en el circuito de Mugello.
Miguel Oliveira, piloto CatalunyaCaixa, 19º clasificado en el Gran Premio de Alemania, +1'18.878 del primer clasificado, 12º en la general con 39 puntos:
"Ha sido una carrera muy complicada. Además, desde ayer ya nos costaba ir cómodos sobre mojado en este circuito y hoy las cosas no han cambiado para nosotros. Ha sido una lástima ya que por la mañana, en el ‘warm up', me he encontrado muy cómodo con la moto y todo parecía que la carrera sería en seco. Pero al final, las condiciones son las que había, y nos ha tocado correr, de nuevo, con la lluvia. Salíamos muy atrasados en la parrilla de salida, así que la estrategia en seco era clara: salir bien y remontar. Teníamos ritmo para estar entre los tres primeros pero con la lluvia, todo ha cambiado. El objetivo ha pasado de ser ofensivo a un objetivo totalmente conservador ya que lo más importante ha sido mantenernos encima de la moto".
Álex Rins, piloto CatalunyaCaixa, 20º clasificado en el Gran Premio de Alemania, +1'18.957 del primer clasificado, 8º en la general con 54 puntos:
"Hemos hecho una buena salida aunque más tarde nos ha faltado confianza para poder seguir luchando con el grupo con el que estaba. No tenía buenas sensaciones en la entrada de la curva ya que la lluvia, primero, y la falta de ‘grip', después, no me han permitido rodar tal y como me hubiese gustado. Al secarse el asfalto se nos movía mucho la moto y tampoco pudimos concluir la carrera de la forma que nos hubiera gustado. Debemos mirar hacia adelante y centrarnos en la próxima carrera ya que la de hoy ha sido una carrera para olvidar".
Emilio Alzamora, Team Manager:
"Ha sido una carrera muy complicada para todos. Especialmente para Miguel y Álex, que a lo largo de todo el fin de semana han demostrado tener un buen ritmo sobre seco. Junto al equipo han desarrollado un gran trabajo y los tiempos conseguidos durante los entrenamientos del fin de semana así lo han demostrado, pero ante esas condiciones con las que tuvieron que enfrentarse hoy, es muy difícil salir de Sachsenring con un buen sabor de boca. Una verdadera lástima ya que ambos tenían buen ritmo. Los dos son pilotos jóvenes y deben aprender de esas experiencias y estoy seguro que con el potencial que esconden habrán aprendido bien la lección. La próxima semana, más"