Marc Márquez y Pol Espargaró no terminan la carrera en casa

Pol se va al suelo y Marc sufre su tercera caída consecutiva de la temporada, mientras Oliveira se lleva la victoria en el circuito de Montmeló.

Los pilotos del Repsol Honda Team empezaron el fin de semana en Montmeló con ganas, emocionados por el hecho de que este Gran Premio, el Monster Energy de Catalunya, se corría en casa. Ambos se pusieron al día rápidamente con el trazado revisado, y sobre todo con la nueva curva 10 del circuito catalán. Por primera vez desde la carrera de 2019, un número limitado de fanáticos de MotoGP pudo regresar al circuito de Barcelona-Catalunya para animar a sus pilotos favoritos.

 

Pol Espargaró disfrutó de un excelente comienzo en Montmeló, manteniéndose entre los tres primeros durante todo el tiempo que duraron los entrenamientos libres 1. Al final, pasó de la segunda a la tercera posición, terminando la sesión a 0.349 segundos del primer lugar. Los libres 2 empezaron de manera similar para el piloto de Granollers, que estableció un tiempo entre los cinco primeros casi de inmediato. Finalmente, un 1’39.983 lo llevó a terminar décimo y 0.748 segundos después de Zarco.

 

Marc Márquez, por su parte, terminó el viernes con una mejor vuelta de 1’40.120. Y, aunque 15º en la clasificación, el piloto catalán se quedó a tan solo un segundo del mejor tiempo y a 0,137 segundos de su compañero de equipo.

 

Con los libres 3, los pilotos volvieron a la carga el sábado, protagonizando otra apretada sesión, en la que unas pocas centésimas de segundo dividían a los pilotos en los tiempos combinados. Desafortunadamente para el dúo del Repsol Honda, estas centésimas de segundo les obligaron a dirigirse a la Q1.

 

El 1’39.170 que marcó Pol en la Q1 permitió al pequeño de los Espargaró pasar a la Q2 y, por lo tanto, a las cuatro primeras filas. El #44 mostraba un buen ritmo corriendo entre los cinco primeros en su última vuelta cuando un choque frontal en la curva 10 le hizo terminar la sesión antes de tiempo, empezando el domingo en el puesto número 12.

 

Márquez luchó por un puesto en la Q2, pero los 0,011 segundos que separaron a Marc de su compañero de equipo hicieron que el piloto de Cervera no pudiera avanzar a la Q2, y se alineara en el puesto número 13 para la carrera del día siguiente. Ésta se ha convertido en la tercera ocasión en la que Marc no ha conseguido pasar a la Q2 en la categoría reina.

 

El domingo, las nubes cubrían el cielo de Barcelona, aunque la lluvia seguía a raya. Y, tras un productivo warm up, en el que Pol terminó sexto y Marc octavo, el asfalto estaba listo para correr el GP de Cataluña.

 

Márquez empezó la carrera fuerte y agresivo desde el inicio, luchando a cada curva por no dejar escapar a los líderes. Tras unas cuantas vueltas, el #93 seguía sexto, pero un error en la renovada curva 10 le costó la carrera, ya que fue incapaz de volver a unirse a sus compañeros.

 

Para Pol, el fin de semana tampoco fue fácil. De hecho, también abandonó el asfalto al chocar en la curva 5 al inicio de la carrera, tras un comienzo ajetreado. Fue, sin duda, un fin de semana decepcionante para los pilotos del Repsol Honda, que seguirán intentándolo dentro de dos semanas, cuando lleguen a Sachsenring para correr el Gran Premio de Alemania.