Nuevo protector de motor Vintage 2.0

Puig reinterpreta el diseño del modelo Vintage y lanza un nuevo protector de motor de estilo atemporal con altas dosis de personalización.

El protector Vintage 2.0 se combinará a la perfección con todo tipo de motos, tanto deportivas como customs, al mismo tiempo que protegerá la máquina ante posibles caídas.

 

Muchos propietarios optan por instalar unos protectores en sus motos. Son conocidos como topes anti caídas, por su función de protección exterior ante posibles impactos a bajas velocidades. Ahora, el nuevo protector Puig Vintage 2.0 reinterpreta el concepto de los primeros topes, que suelen ser más básicos, sencillos y robustos. Sus formas cilíndricas, menos trabajadas, no encajan con la personalidad de algunos motoristas y ahí surge una nueva necesidad a cubrir.

 

El protector Vintage 2.0 de Puig, con una doble sección y ranuras en el propio bloque, permite una mejor personalización de la pieza y el conjunto de la moto. Opcionalmente, el comprador puede añadir unos aros de goma del color que desee, por lo que tienen una doble función. Son la pieza clave si se busca proteger el tesoro de todo motero sin obligarlo a renunciar a la estética retro, deportiva o moderna que le caracteriza.

 

Mantiene las mismas cotas del protector disponible hasta ahora, el R12/R19, con una longitud de 85 milímetros. De esta manera, Puig facilita su montaje y poder intercambiar las partes que ya se utilizaban anteriormente y que están disponibles en el catálogo de la firma.

 

Su fabricación en Poliamida, garantiza la resistencia ante cualquier impacto directo y suficiente capacidad de fricción para no crear daños estructurales al chasis de la moto. Su montaje es fácil, intuitivo y rápido a través de las instrucciones que se incluyen en el paquete. No es necesario tener nociones de mecánica previa y no se afecta a partes esenciales de la máquina.