Puig abre una línea de producto para hacer frente al Covid-19

El fabricante de componentes para motocicletas ha desarrollado una línea de producto para combatir la propagación del Covid-19 en estancias cerradas.

La prevención y la distancia de seguridad han pasado a formar parte de nuestras rutinas. La nueva normalidad se ha implantado con el objetivo de contener la propagación del Covid-19 y reducir el riesgo de rebrotes importantes. En España, el uso de mascarillas es obligatorio en locales cerrados y deberemos mantener los 1,5 metros de distancia entre personas ajenas al núcleo familiar del hogar. Normas que se establecen tanto en oficinas de trabajo como en tiendas, locales, supermercados e incluso playas. Desde Puig hemos trabajado para adaptar nuestra producción a la situación excepcional, diseñando y fabricando una línea de producto específico para combatir la propagación del virus.

 

Una gama de esta familia son las placas protectoras acrílicas. Estas mamparas están fabricadas en metacrilato de 4 milímetros y pueden producirse a medida del comprador. Dado que las necesidades serán muy distintas, en función del negocio al público que se trate, Puig propone tres tipos de estructuras:

 

 

Puig se ha involucrado produciendo una línea de mamparas protectoras de metacrilato de alta calidad. Dichas mamparas son una barrera física que ayudan a reducir las posibilidades de contagio del coronavirus y otros agentes patógenos de transmisión aérea y aumentar la seguridad de clientes y trabajadores. Un aspecto en el que también ayudarán los kits de adhesivos para marcar la distancia de seguridad.

 

Mantener los 1,5 metros, respecto al cliente que precede en una cola, será más fácil con estos marcadores de suelo. Además, su diseño al estilo parrilla de salida de un campeonato de Moto GP o World SBK encajará a la perfección con los establecimientos dedicados al motor. El paquete está compuesto por 4 barras que simulan las posiciones de salida, empezando por la línea de meta a cuadros. El material utilizado para su fabricación es resistente a la abrasión, productos de limpieza y al roce de las suelas. Cuando todo termine, el propio usuario podrá despegarlo sin problemas ni restos de adhesivos en el suelo.