Nuevo carenabrís Shark

El carenabrís Shark de Puig protegerá al piloto del impacto del viento mientras mantiene el diseño moderno y minimalista de las naked actuales

El segmento de las naked ha conquistado a los apasionados de las dos ruedas. Su versatilidad, diseño y ergonomía convencen a los usuarios más experimentados. Existen modelos de todas las cilindradas y ninguna firma quiere quedarse sin su trozo del pastel. Esta variedad complica la elección de una cúpula que se adapte correctamente, hasta ahora. Con el carenabrís Shark se incrementa la aerodinámica de la moto, manteniendo su carácter deportivo y moderno. Su diseño minimalista encaja con las líneas afiladas y contundentes de las nuevas motocicletas, un lenguaje estético que combinará la mayoría de modelos naked del mercado actual.

 

Esta pieza está desarrollada bajo los estándares de calidad de Puig Hi-Tech Parts. Su fabricación en policarbonato inyectado cuenta con un acabado anti-rayado, realizado con las mejores tecnologías para asegurar su durabilidad y resistencia. Estos materiales consiguen una ligereza sorprendente pero también aseguran su correcto mantenimiento. Superará el paso del tiempo y las inclemencias climáticas sin sufrir sus consecuencias. Pueden adquirirse en color transparente, ahumado, ahumado oscuro y negro y los cantos son redondeados. Esta terminación suave evita rozaduras o golpes con esquinas punzantes.

 

El objetivo del carenabrís Shark es reducir el impacto del viento a altas velocidades. Su capacidad aerodinámica mejora el confort del piloto y le permitirá circular durante más horas sobre la moto. La protección del torso y hombros está asegurada gracias al diseño de la pantalla, ajustado para desviar el aire que golpea desde el frontal.

 

El carenabrís Shark se adapta a la mayoría de las naked actuales gracias al sistema de varillas y bridas que le fijan al manillar. Su ingenioso, a la par que sencillo, sistema, permitirá encajar esta pieza sin problemas y al gusto del conductor. La colocación puede variar en función de las necesidades del piloto, manteniendo siempre la capacidad aerodinámica.

 

Su montaje puede realizarse siguiendo las instrucciones, no es necesario pasar por un taller especializado. Las ilustraciones intuitivas, que se incluyen en el paquete del componente, son fáciles de entender sin necesidad de tener conocimientos de mecánica.